HKPortada-1

Hong Kong

Hong Kong es el lugar más densamente poblado del planeta, producto de una legislación especial sobre un reducido archipiélago . Todo comienza cuando los barcos ingleses que importaban gran cantidad de té hacían el viaje a China casi vacíos; pues los chinos consideraban a los ingleses bárbaros con poco refinamiento y sus productos (salvo la plata) no les parecían atractivos. Para paliar este problema (de los barcos varios) a los ingleses se les ocurrió importar ilegalmente opio a China. La posición del gobierno de Quing dio origen a la guerra del opio y Hong Kong fue el botín para el ganador.

La sobre población tiene sus ventajas e inconvenientes. Por el lado negativo está el hacinamiento: de bajo o alto ingreso como se ve el las fotos, en el transporte, en las tiendas… pareciera que la privacidad o el reposo son imposibles para habitantes y visitantes.

Por el lado positivo creó una de las economías más vibrantes del pasado siglo XX. Ahora se puede encontrar cualquier producto del mundo al mejor precio. Mercancías llegadas en enormes barcos que recuerdan la vocación comercial de la gran urbe. Y claro grandes edificios (modernos en su día).

Todas las noches de 8:00 a 8:15 las luces salen a jugar para ofrecer una inmejorable vista desde Victoria Harbour. Es difícil no seguir presionando el obturador de la cámara.

Hong Kong como todas las grandes metrópolis combina un poco de todo. Se pueden ver los viejos Tranvías junto a los modernos autobuses de dos pisos, elegantes hoteles, hasta un perico libre en el parque…

Una visita casi obligada es Victoria Peak, aunque yo lo describiría mejor como un “Turist Trap”. La vista es muy buena, pero para subir hay que hacer cola (se puede acortar algo comprando un paquete que incluye el museo de cera) y convivir en masa como si del metro se tratara.

VictoriaPeak-3

VictoriaPeak-4

VictoriaPeak-5

Chi Lin

Pero lo imposible sucede; en medio de todo esto: un convento de monjas budistas. Mantienen un jardín impecable que es un remanso de paz y armonía. De fondo la música tipo zen, absolutamente minimalista, complementa la experiencia que parece extraída de otro mundo.

Hoy en EUROPA.